martes, 21 de julio de 2009

 



INDICE





PRÓLOGO

CAPÍTULO I

Origen de las voces chibcha, muisca y mosca-Límites, extensión y población de la nación Chibcha-Unidad de origen de sus habitantes-Bosquejo de las costumbres de sus vecinos-Crueldad y antropofagia de los Muzos y de los Panches-Animo apocado de los Sutagaos.- Tribus que ocupaban los Llanos-Costumbres salvajes de los Tunebos y de los Laches-Tradiciones de los Chibchas relativas a su origen- Inmigraciones sucesivas que ocuparon el Nuevo Reino de Granada- De dónde vinieron los Chibchas.

CAPÍTULO II

La lengua chibcha comparada con las lenguas americanas-No tiene afinidades con el japonés el maya, el quiché y el quichúa-Errores de Brinton acerca del origen común de los Chibchas y de otras tribus, y la difusión de su lengua-Comparación del chibcha con el sinsiga, el aruaco y el chimila-Afinidades del chibcha con el talamanca, el guayamí y otros dialectos istmeños-La migración de los Chibchas vino de la América del Norte, lejos de haber partido del país de éstos hacia Costarrica, como lo sostiene Brinton-Semejanza de las obras de arte de los Talamancas y Chiriquíes y desemejanza de las de unos y otros respecto de las de los Chibchas-Similitud de algunas de sus costumbres.

CAPÍTULO III

La lengua chibcha y las obras que tratan de ella-Cosmogonía de los Chichas-Chiminigagua, el Dios creador-Bachué, la madre de los primeros hombres-Dos caciques convertidos en sol y luna-Fiesta del huán-Bochica, civilizador y maestro de la nación-¿Existió Bochica, o es un mito que personifica el Bien?-¿Fue uno de los apóstoles?-Las cruces chibchas-¿Era Bochica el mismo personaje que Idacansás?-¿Quién era éste?-Errores de Piedrahita relativos a Bochica-Quién fue Huitaca-Formación del salto de Tequendama.

CAPÍTULO IV

Los dioses chibchas-El Sol y la Luna-Bochica y Chibchachum-Cuchabiba, el arco iris-Bachúe y su esposo-Chaquéa-Nencatacoa-El diablo, guahaioque-Descripción de los templos y adoratorios de los Chibchas-Idolos y ofrendas que les hacían-Fiestas de rogativas- Idolillos lares-Gran abundancia de ídolos que tenían-Rendían culto a las lagunas, ríos bosques, etc-Noviciado de los jeques; enseñanzas que recibían en sus cucas o seminarios-Su vida austera y retirada-Uso que hacían de la coca.-Sahumerios-Ofrecimientos y peticiones hechos por medio de ellos-.Viejos hechiceros y agoreros- Supersticiones y agüeros que fomentaban-Yerbas y bebedizos- Amuletos de que se servían los hechiceros para vaticinar y modo de usarlos.

CAPÍTULO V

Ideas de los Chibchas sobre la vida futura-Recompensas y castigos-Resurrección de la cacica de Guatabita y de su hija-Juicio universal y resurrección general, según Castellanos-Vicios comunes entre los indios-Cómo cumplían los deberes morales para con los demás-Solemnes procesiones religiosas.

CAPÍTULO VI

Sacrificios humanos-Los mojas o sacerdotes niños-Inmolaciones de adultos en los adoratorios y en los cerros-Sacrificios en Gachetá y Ramiriquí-Inmolación en la gavia-Horrible inmolación de niñas en los cimientos de las casas nuevas-Entierro de las mujeres y esclavos vivos de los caciques-Sacrificios con sangre de aves, con agua, fuego, tierra, oro y esmeraldas.

CAPÍTULO VII

Sacrificios de los Chibchas en las lagunas-Leyenda de la cacica de Guatabita-Cruel castigo de su infidelidad-Se ahoga con dos niñas en la laguna-Peregrinaciones a las cinco lagunas sagradas- Carreras y premios-Borracheras y ceremonias de las ofrendas-Varios caciques arrojan oro en la laguna al tener noticia de la venida de los españoles-Tentativas hechas para desaguar las lagunas-Quién era el cacique Dorado-Cuándo se celebraba la ceremonia del Dorado-La balsa de oro hallada en la laguna de Siecha.

CAPÍTULO VIII

Soberanos que gobernaban a los Chibchas-Gobierno absoluto-Obediencia y respeto de los súbditos-Presentes que se daban a los caciques- Nobleza, usaques y guechas-Tributos-Castigo de los que no los pagaban-Esclavos-Tiguyes o mujeres de los caciques-Prioridad y privilegios de la favorita-La rival de la privada de Meicuchuca, convertida en culebra-Modo de heredar los caciques-Prueba de la continencia-El cacique de Chía, heredero del zipa, por qué?-Reclusión de los herederos de los caciques-Fiestas de coronación de los caciques y del zipa.

CAPÍTULO IX

Antiguas leyes de los Chibchas-Leyes de Nompaném, del guatabita y de los Guanes-Leyes de Nemequene-Mensajeros que anunciaban la guerra-Espías-Preces y sacrificios antes y después de la guerra- Insignias con que se distinguían los nobles-Armas e instrumentos de música-Momias que llevaban en el ejército-Descripción de un combate-Grado de valor de los Chibchas.

CAPÍTULO X

La niñez entre los Chibchas-Pruebas de la suerte feliz de los niños y de su laboriosidad-Sumisión a los superiores-Poligamia-Modo de celebrar los matrimonios-Fiestas del estreno de las casas-Fiestas de los caciques en las labranzas-Danzas, cantares y arrastres de madera-Sepultura de los caciques y del zipa-Diversas clases de entierros-Momias que conservaban en los templos-Aniversarios-lb. Riquezas sacadas de los sepulcros, santuarios, etc.

CAPÍTULO XI

Propiedad de las tierras-Agricultura-Plantas alimenticias-Frutas-Venados y otros animales cuya carne comían-Sal compactada-Esmeraldas de Somondoco-Tejuelos de oro que servían de moneda-Mercados y ferias-Construcciones-Cercado del zaque-Casa fuerte del zipa en Cajicá-Patenas de oro que pendían de los cercados del hunsa y del sugamuxi-Monumentos de piedra de los Chibchas.

CAPÍTULO XII

Vestido de los Chibchas-Gorras con que se cubrían hombres y mujeres- Cómo se sentaban-Orfebrería-Vaciaban las figuras en moldes- Piedras grabadas que servían de matrices-Soldadura y dorado-Las obras de orfebrería y cerámica chibcha eran inferiores a las de otros pueblos del Nuevo Reino-No revelan gusto artístico-Su descripción-Joyas y arreos que adornaban sus personas-Armas ofensivas y defensivas figuradas en oro.

CAPÍTULO XIII

Significación de las figuras de oro y otras materias que se encuentran en las sepulturas-Gazotilacio y tunjos de oro hallados en el sitio de Chirajara-Idolos y personas principales que representaban-Alimañas de oro y de cobre-¿Hacían uso de símbolos?-Descripción de vasos, figuras humanas y otros objetos de cerámica-Instrumentos, figuras y dijes de piedra-Objetos cuya imagen no reproducían en metal, arcilla ni piedra.

CAPÍTULO XIV

Sistema de numeración do los Chibchas- Significación de las voces numéricas, según el doctor Duquesne, y cifras que dice que las representaban-Opinión contraria del barón de Humboldt-Cómo dividían el tiempo-Años de 20 y de 37 lunas que les atribuye el doctor Duquesne-El supuesto calendario chibcha-Las piedras con figuras realzadas no sirvieron de calendarios-Los trabajos del doctor Duquesne carecen de valor científico.

CAPÍTULO XV

Los aborígenes de Colombia no conocieron ninguna clase de escritura-Testimonio de varios autores que lo prueban-Los petroglifos no pueden atribuirse a una raza anterior a la que hallaron los conquistadores-No son en ningún caso cartas del país-La piedra de La Peña-No recuerdan cataclismos-Las piedras de Saboyá y Gámeza-Tampoco señalan los linderos de las tribus-Figuras grabadas por los transeúntes modernos en la Sierra Nevada, Seboruco, Ramiriquí y Facatativá-Pictografías de Pandi, Facatativá, Bojacá y Anacutá-El estudio de los petroglifos colombianos es infructuoso para la ciencia.

CAPÍTULO XVI

Los Chibchas no tuvieron historia-Jamás se vieron sometidos a un solo cetro-Opinión contraria de Piedrahita, refutada con citas de los demás cronistas y de él mismo-Tradición fabulosa relativa a Hunsahúa-El monstruoso Tomagata-Tutasúa-Encarnación de Garanchacha, hijo del Sol-Su gobierno y desaparición.

CAPÍTULO XVII

Errores históricos en que incurrió Rodríguez Fresle-Antiguos caciques de Iraca-El grande hechicero Idacansás-Orden de sucesión de los cacique de Iraca-El Bermejo usurpa el poder- El cacique D. Felipe-La leyenda de la cacica de Furatena.-Objeciones a la crónica de los sucesos de los últimos sesenta años anteriores a la conquista española.

CAPÍTULO XVIII

Saguanmaehica conquista los Fusagasugáes, vence al guatabita y al ubaque, declara la guerra al zaque, y mueren ambos en la batalla de Chocontá-Nemequene castiga la rebelión de los Fusagasugáes, sujeta a los caciques de Zipaquirá y Nemocón, asalta alevosamente al guatabita y se apodera de sus estados, somete al ubaque, al ubaté y al simijaca, da leyes en su reino, declara la guerra al hunsa, y es herido de muerte en la batalla de Las Vueltas-Sucédelo Tisquesusa-Llegan los españoles cuando éste estaba en campaña contra el zaque-¿Estaban los Chibchas en progreso o en decadencia en la época del descubrimiento?

CAPÍTULO XIX

Tiranía de Tisquesusa y Quemuenchatocha-¿Cómo pudieron 166 españoles someter a la nación chibcha?-Constancia y valor de los Castellanos-El sueño de Tisquesusa, resistencia de éste a los españoles y su muerte-Quemueuchatocha es hecho prisionero dentro de su palacio, y muere pronto de vejez-Conversión del Sugamuxi y rasgos de ingenio que de él se refieren-Resistencia tenaz del tundama; Baltasar Maldonado le da muerte violenta-Peripecias del gobierno de Saquesaxigua; pretendo Quesada que revele dónde guarda el tesoro, lo somete a tormento y lo hace morir a consecuencia de él-Conversión de Aquiminzaque; muere degollado por orden de Hernán Pérez de Quesada con varios otros caciques-Hernán Pérez muere herido por un rayo-Don Juan, cacique de Tundama, agraviado por el oidor Çortés de Mesa, se suicida-Cortés de Mesa es degollado en Bogotá- Término de la conquista y condición ulterior de los Chibchas.

LOS CHIBCHAS ANTES DE LA CONQUISTA ESPAÑOLA
CAPITULO I


Origen de las voces chibcha, muisca y mosca-Límites, extensión y población de la nación Chibcha-Unidad de origen de sus habitantes-Bosquejo de las costumbres de sus vecinos-Crueldad y antropofagia de los Muzos y de los Panches-Animo apocado de los Sutagaos.- Tribus que ocupaban los Llanos-Costumbres salvajes de los Tunebos y de los Laches-Tradiciones de los Chibchas relativas a su origen- Inmigraciones sucesivas que ocuparon el Nuevo Reino de Granada- De dónde vinieron los Chibchas.


En gravísimo error incurriría quien creyera que antes de la conquista española hubo en el territorio que forma hoy la república de Colombia una nacionalidad que en algo se pareciera a la actual. Los dominios del pueblo chibcha, el más numeroso y civilizado de los que ocupaban el Nuevo Reino de Granada, cubrían apenas la duodécima parte de su extensión poblada y la quincuagésima de su total superficie. Del resto del país eran dueños gran número de naciones y de tribus independientes unas de otras, generalmente enemigas y con frecuencia en guerra, distintas en su origen, lenguaje, costumbres, prácticas idolátricas y grado de barbarie. En tales condiciones, el aislamiento era el estado natural de aquellos pueblos que, si en tiempo de paz tenían algunas comunicaciones, era sólo con las tribus vecinas y con las más próximas. No había relaciones entre provincias distantes.

El interesante pueblo o familia americana, cuyo grado de civilización tratamos de inquirir, no tenía nombre general que se extendiera a todos los Estados: cada uno de éstos era conocido por su nombre particular, con el que se designaban a la vez la provincia y el cacique que la gobernaba. Los españoles llamaron a sus habitantes |Muiscas, por haberles oído pronunciar frecuentemente esta palabra, que en su idioma quiere decir |persona 9 , y Moscas por la semejanza de los vocablos |muisca y mosca, y, además, porque decían que eran tan numerosos como las, moscas. Ninguno de los primeros cronistas les da el nombre de Chibchas, sino el de Moscas o Moxcas. Fray Bernardo Lugo fue el primero que dijo que la lengua que hablaban era la chibcha. El Padre Simón es más preciso, pues dice que tanto a la provincia de Bacatá, como a la lengua que en ella se hablaba, las llamaban chibchas 10 . Parécenos que estos son motivos suficientes para seguir dándoles este nombre, que es el que les corresponde, y con el que son más generalmente conocidos 11 .

Eran los Chibchas de estatura mediana y fornida, color cobrizo, frente aplanada y angosta, cráneo escasamente prominente, cabellos negros y lacios, nariz chata, ojos negros y pequeños, pómulos salientes, labios gruesos, dientes blancos y parejos y no tenían barbas.

Ocupaban en el centro del Nuevo Reino de Granada las altas planicies de los ramales occidentales de la cordillera oriental y algunos de los valles circuídos por éstos. Formaban sus tierras una elipse irregular cuyo mayor diámetro, entre la Mesa de Jéridas, al Norte, y Pasca, al Sur, era de veintisiete miriámetros o cincuenta y cuatro leguas, y su más extensa latitud, entre Zipacón y Lengupá, trece miriámetros o veintiséis leguas. Medía su superficie mil leguas cuadradas, equivalentes a doscientos cincuenta miriámetros. La población era numerosa y probablemente alcanzaba a un millón de habitantes.

Recopilando todos los datos que se encuentran en las crónicas sobre los límites del territorio ocupado por los Chibchas, los describiremos a grandes rasgos |12 . Empieza la elipse en el extremo norte de la Mesa de Jéridas; vuelve la línea curva que la forma al Oriente bajando el río Manco; subiendo por éste al Chicamocha hasta su confluencia con el Chitano; pasando de allí a la cordillera que separa los llanos de Casanare; continuando por el río Lengupá a la cordillera que separa los llanos de San Martín. Luego viene la línea al Sur, detrás de Fosca y Pasca, para torcer al Occidente a poca distancia de Tibacuy, Tena, Zipacón, Pacho y Simijaca; estos siete pueblos estaban muy cerca de la frontera |13 . Finalmente continuaba la línea por detrás de la peña de Saboyá, Bolívar, la peña de Vélez, y la línea que sigue paralelamente al río Suárez, completando la elipse en la Mesa de Jéridas.

 

territorio.jpg (120582 bytes)

 

Carta del territotio de los Chibchas

Dentro de los límites del pueblo Chibcha hemos incluido, de acuerdo con Simón y Piedrahita, a los Guanes, cuyas costumbres eran en muchas cosas las mismas que las de aquellos 14 ; usaban el mismo vestido y enterraban a sus caciques de una misma manera. Eran gallardos, más blancos y de mejores facciones que los Chibchas; ingeniosos y diestros en el manejo de las armas. Los españoles los comprendían en la denominación de Moscas, que daban a los Chibchas 15 .

Don Juan de Castellanos pone en boca del Zipa Nemequene estas palabras:

"En los Llanos, caciques comarcanos me obedecen, y apetecen darme gusto."
Luego alguna o algunas de las tribus que ocupaban los llanos de San Juan rendían vasallaje al Zipa; no obstante, ya que hemos querido establecer los límites dentro de los cuales vivía desde lejanos tiempos el pueblo Chibcha, hemos evitado incluir dentro de ellos parcialidades que diferían de él en origen, lenguaje y costumbres.
No estamos de acuerdo con el doctor Zerda, quien considera a los Chibchas como una aglomeración de tribus que vinieron del Norte, del Sur y del Nordeste y cuyos elementos étnicos se confundieron paulatinamente por el cruzamiento 16 . Fundamos nuestra divergencia en un argumento que nos parece decisivo.

9
Con la voz |muisca designaban a las personas de ambos sexos, y para distinguirlas llamaban al hombro |muisca cha (cha, varón) y a la mujer |muisca fucha (fucha, hembra). Los Tunjanos no conocían la palabra muisca.
10
T. II. Pág. 114, 117 y 287.
11
Dice Piedrahita que en la gentilidad el Nuevo Reino da Granada se llamó |Cundinamarca. Esta voz, extraña a la lengua chibcha, que carecía de las letras d y r fue traída por Belalcázar del Perú. El indio que habló de la provincia de Cundinamarca a este Capitán, agregó que su cacique había tenido una gran batalla con sus vecinos los Chicas; éstos, según el cronista Herrera, tenían sus tierras al sur del Callao. Luego tal incidente no se refiere en ningún sentido a los Chibchas.
12
Véase la carta del territorio de los Chibchas en el |Atlas arqueológico.
13
P. SIMON. T. II, págs. 159 y 297.
14
SIM0N. T. II, pág. 364.
15
SIMON. T. II. pág. 117.
16
Apoya el doctor Zerda esta suposición en los estudios del profesor Pablo Broca, practicados en dos pequeñas series de cráneos recogidos en |diferentes lugares de Cundinamarca;" la primera presentaba un medio |mesaticefálico con tendencias a la |dolicocefalia; la otra es francamente |broquicefálica; por los demás caracteres esos cráneos son semejantes."
El profesor Broca presentó al Congreso de Americanistas de Nancy, en 1875 una memoria sobre cráneos colombianos (Crânes colombiens). Estudia en ella dos pequeñas series de cráneos de las cercanías de Bogotá (no indica las localidades): la primera fue llevada a Francia por M. Heni Belle, en 1869; y la segunda por el señor Ezequiel Uricoechea.
La primera serie comprende seis cráneos, cuatro de ellos deformados artificialmente. Luego no son Chibchas, pues este pueblo no tenía la costumbre de deprimirlos, costumbre que sí era propia de los Panches, tribu que habitaba a pocas leguas de Bogotá.
Los cuatro cráneos de la segunda serie, sacados de una antigua sepultura que se supone fue posterior a la conquista, no tienen ninguna deformación y pueden ser chibchas.
Dice Broca:
"Ignoro hasta qué punto estaban próximas o distantes las sepulturas de donde fueron sacadas una y otra serie de cráneos. El examen craneológico tiende a hacer admitir que estas dos series proviene de épocas diferentes o de poblaciones distintas".
En otra parte de su |Memoria agrega:
"Si se comparan los dos índices craneanos de las dos series se inclina uno a creer que hay entre ellas una diferencia de raza."
Al decir esto el autor fue bien inspirado, pues es evidente que los cráneos braquicéfalos de la primera serie fueron hallados en el territorio que ocupaban los Panches. Según él, "los tres cráneos bien deprimidos fueron sometidos a un mismo método de deformación, consistente en dos presiones opuestas ejercida la una sobra la frente y la otra sobre el colodrillo." La observación está de acuerdo con los hechos, pues el Padre Simón refiere que los Panches "en naciendo la criatura le ponen una tablilla en el colodrillo y otra en la frente, y atándolas por los extremos aprietan ambas partes y hacen subir la cabeza hacia arriba y quedan aplanados la frente y el colodrillo." (T. II, pág. 161).
La conclusión del doctor Zerda carece, pues, de fundamento.

Tags: chibchas, colombia, patria

Publicado por Desconocido @ 19:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios